EN UNA CÁRCEL DE SIERRA CHICA

EN UNA CÁRCEL DE SIERRA CHICA

Está detenido por un caso de violencia de género

En el sumario penal que se instruye desde una Fiscalía local figura como víctima la ex pareja del azuleño imputado. Esa joven había denunciado que durante tres días, en la casa donde ella vive, el agresor la mantuvo encerrada junto con sus dos pequeños hijos, ocasión durante la cual amenazó con matarla. Contando con una orden de una jueza de Garantías, policías de la DDI Azul detuvieron hace dos semanas al ahora encausado.

10 de julio de 2020

Acusado de "privación ilegal de la libertad agravada" y de otros delitos, en el marco de un caso de violencia de género un joven fue detenido días atrás y actualmente permanece privado de la libertad en una de las unidades pertenecientes al complejo carcelario que está en la localidad olavarriense de Sierra Chica.

El encausado fue identificado por voceros judiciales y policiales como Pablo Martín Rodrigo, de 19 años de edad.

Contando con una orden que a fines del mes pasado había sido firmada por Magdalena Forbes, la titular del Juzgado de Garantías número 1 con sede en Tribunales, el ahora imputado había sido detenido por policías pertenecientes a la DDI Azul.

Una vez efectivizada esa medida cautelar, posteriormente el joven había sido indagado desde sede judicial, audiencia desarrollada a través de la UFI 6 que está a cargo de Karina Gennuso, la fiscal que solicitara su detención.

Después de cumplida con aquella indagatoria, enseguida se consiguió un cupo en el Servicio Penitenciario Bonaerense, lo que se tradujo en que desde sede policial fuera derivado a esa unidad carcelaria donde por el momento permanece privado de la libertad por este caso de violencia de género.

Varios hechos

A través de la investigación penal que se está llevando adelante, lo que ha sido definida como "una relación de maltrato habitual y violencia de género" entre el ahora detenido y su ex pareja estuvo marcada por diferentes episodios que comenzaron a registrarse a partir del pasado 24 de junio.

Alrededor de la hora 11 de aquel día -según se menciona en la causa- en las afueras de una casa situada en Colón y Aldaz, después de que había agredido a su ex pareja "sin ocasionarle lesiones", Rodrigo le advirtió textualmente a la joven luego de que ella llamara al 911 para pedir ayuda: "Cuando venga la Policía deciles que entren nomas", ocasión durante la cual le mostraba un cuchillo que tenía en su cintura, "con mango símil plástico color negro, con la hoja color plateada y de unos 30 centímetros aproximadamente".

Instantes más tarde, al observar que un móvil policial se estaba dirigiendo hasta esa vivienda, también le expresó textualmente y en tono amenazante a la víctima: "Si me llevan preso o me hacen una causa, cuidá los nenes y cuidate vos, porque te voy a mandar a cagar a palos".

Ese mismo día, alrededor de la hora 19, un nuevo incidente se registró entre ambos.

En aquella oportunidad el ahora detenido amenazó con matar a uno de los pequeños hijos de la joven, mientras lo tenía a upa.

"Si no me perdonás lo voy a lastimar, porque sé que te va a doler eso", se indica en el sumario penal que le expresó.

Otro de los hechos por los que el joven ahora está detenido se relaciona con lo sucedido inmediatamente después a que se registraron esos dos primeros incidentes, en el marco de una situación que se prolongó hasta el 27 de junio que pasó.

Durante esos tres días, "mantuvo cerrada con llave la puerta de ingreso de la vivienda de calle Colón y Aldaz", lo que hizo que su ex pareja y los hijos de la joven no pudieran salir de la casa, al permanecer privados de la libertad.

En ese lapso de tiempo, tanto la mujer como los nenes fueron amenazados por el imputado, que el 24 de junio en horas de la tarde había regresado a esa casa con la excusa de retirar sus pertenencias, para lo cual utilizaba "un cuchillo tipo carnicero" que colocó al costado de una cama de dos plazas con un "claro fin intimidatorio", se menciona desde la Acusación con relación a la existencia material de ese hecho.

Agresiones físicas, en su mayoría empujones, formaron parte también de esa intimidación que, privada de la libertad, sufrió la joven, a quien su ex pareja tampoco le dejaba usar el teléfono celular.

A causa de los primeros hechos de violencia que sufriera la mujer que figura como víctima en esta causa penal, desde el Juzgado de Familia que en Azul está a cargo del magistrado Federico Berlingieri -tras una denuncia presentada un día antes por la ex pareja del encausado- el pasado 25 de junio había sido dictada una "prohibición de acercamiento y de comunicación por cualquier medio" entre el ahora detenido y la joven.

Pero esa "perimetral" Rodrigo la vulneró, por lo que también en las actuaciones penales que se llevan adelante por este caso de violencia de género otro de los ilícitos que le imputan es ese ya referido de "desobediencia".

Aquel 24 de junio que pasó la víctima había denunciado a su ex pareja en la Comisaría de la Mujer y la Familia con sede en esta ciudad.

Tres días más tarde, para poder volver a salir de su casa con sus hijos, la joven simuló que estaba todo bien con el ahora imputado y que lo perdonaba.

De esa manera, Rodrigo la dejó que saliera con sus hijos, lo que hizo que más tarde -contando con ayuda de amigas a las que fue a ver- nuevamente volviera a denunciarlo.

Hasta que al día siguiente se hizo efectiva la detención del joven, su ex pareja y los menores permanecieron alojados en la casa de contención que posee la Municipalidad de Azul para las víctimas de violencia familiar y de género. Además, había solicitado que le fuera entregado un botón antipánico, se menciona también en las actuaciones penales que se están llevando adelante.

EL DATO

Considerados como cometidos "en concurso real de acciones", cada uno de los hechos que le están imputando al joven que está detenido por este caso de violencia de género han sido encuadrados a escala penal, respectivamente, en los delitos de "coacción agravada y coacción"; "coacción"; "privación ilegal de la libertad agravada" y "desobediencia".

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.