ROSA ESTHER RESTIVO, SU FALLECIMIENTO

ROSA ESTHER RESTIVO, SU FALLECIMIENTO

Queríamos tanto a "Blanca"...

La esposa del recordado periodista de EL TIEMPO Juan Miguel Oyhanarte murió este miércoles a los 86 años.

30 de julio de 2021

El diario de hoy, como siempre pasa, está nutrido una vez más de la fría y triste noticia necrológica del día.

Seguramente serán muy pocos quienes, más allá de lo denotativo de esa información, adviertan que esa mujer que falleció este miércoles que pasó; vivía en la calle Falucho; tenía 86 años y se llamaba Rosa Esther Restivo era "Blanca", la mujer de Miguel Oyhanarte, aquella leyenda del periodismo gráfico que hizo escuela en la Redacción de EL TIEMPO hasta su desaparición física ocurrida -algo que no fue casualidad sino causalidad- un 7 de junio de 2009. Justamente, un Día del Periodista.

Estos párrafos escritos en primera persona no intentan ser un recorrido por la vida de una mujer que vivió y dedicó parte de la suya a la del querido Miguel. Es, tan sólo, un cúmulo de impresiones surgido del contacto diario mantenido en esta misma Redacción con Oyhanarte. Al mismo tiempo, se convierte en una serie de sensaciones en primera persona nacidas en la inmediatez de la noticia del deceso de ella. Su compañera de toda la vida.

"Blanca" -ignoro por qué la llamaban así- era a su manera parte de EL TIEMPO. Esa simbiosis que su marido estableció desde chico con este matutino se transmitió a su humanidad.

Imagino que estar con él era estar con este diario, al convivir con el sinfín de sensaciones que significa acompañar desde siempre a un tipo que se dedica a una profesión como ésta.

Me queda el vago recuerdo de verla llegar hasta el edificio de este matutino en su auto, a buscar a su marido a la hora que fuera.

"El Viejo" no manejaba. Y ella -en su afán de estar siempre a su lado, ejerciendo ese multifacético rol que suelen adoptar dos que eligen acompañarse mutuamente en vida- solía vestirse de chofer para aparecer (siempre tarde, siempre de noche) por acá en búsqueda de su hombre, su marido, su pareja, su compañero, su fiel ladero.

Pero "Blanca", seguramente, era mucho más que eso; aunque esa es una de las pocas imágenes que me queda de ella teniendo en cuenta -nobleza obliga admitirlo- que el poco conocimiento que tuve de su existencia siempre estuvo anclado a lo mucho que compartí con Oyhanarte acá mismo, el lugar desde donde ahora estas palabras intentan ser una forma de despedirla y, por qué no, homenajearla.

Me quedan también para el recuerdo eterno todas aquellas ocasiones en que fui a visitar a Miguel mientras estaba internado en la Clínica San Martín. Escenas en las que ella aparecía nuevamente ahí, al pie de la cama donde "El Viejo" daba los últimos suspiros en esta vida que, a su manera, estoy seguro que también consagró a la de ella como ella hizo con la suya.


"Blanca" parecía dotada de un bajo perfil, apenas observable por encima del de Miguel, surgido -más que nada- del amplio conocimiento que la sociedad azuleña tenía de él por su condición de periodista; aunque me consta que de eso Oyhanarte era algo de lo que no se jactaba, ya que su humildad era demasiado inmensa como para hacer escala en semejante nimiedad relacionada con su notoriedad.

Revisando archivos, como habitualmente sucede cuando hay que salir de un momento para el otro a escribir una noticia de esas que llaman "necrológicas", aparece en las páginas de EL TIEMPO una entrevista a "Blanca".

Aquella nota data del 9 de julio de 2017, en ocasión de un nuevo aniversario del diario.

En ese entonces fue consultada sobre lo que significaba este matutino azuleño que leía todos los días. Y ella respondió: "Significa toda mi historia. Tenía 17 años cuando empecé a andar con Miguel. De ahí en adelante, 'El Tiempo' estuvo en mi vida todos los días...".

De esa respuesta, apareció aquella otra donde -sin querer queriendo- hablaba de Oyhanarte: "Con Miguel nos respetábamos mutuamente. Yo respetaba su opinión y él la mía. La relación estaba basada en el amor, pero también en mucho respeto. Nunca le hice ningún problema de que pasara tantas horas en el diario. Miguel se iba de acá a las 10 de la mañana y volvía a las 12 de la noche o a cualquier hora... Mi casa era una casa sin horario. Yo sabía que el diario era la vida de él".

"Siempre admiré la honestidad de Miguel, y su paciencia para escuchar a todo el mundo así pensara de manera completamente diferente a como él pensaba. Además, era un gran compañero", afirmó en esa entrevista para el suplemento aniversario del diario del 9 de julio de 2017.

"Hoy sigo leyendo 'El Tiempo' cada mañana y recuerdo de alguna manera a todos los que pasaron por el diario...", dijo también en ese entonces la mujer que ha pasado a convertirse en un inmenso y eterno recuerdo para todos los que seguimos haciendo este diario.

Seguramente, ahora una vez más "Blanca" ha salido a buscar a Miguel. Tal como sucedía años atrás, cuando desde esa historia de amor que había entre los dos construían día tras día un puente que, para siempre, los vinculará a ambos con este matutino.

Fabián Sotes


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

POR INVESTIGADORES DEL CONICET

Melanoma: estudian cómo combatirlo a través de los ciclos circadianos

24/09/2021

Comprueban en modelos animales que el melanoma altera los ritmos circadianos. El hallazgo fue realizado por científicos de la Universidad Nacional de Quilmes y del CONICET. Y sugiere que corregir ese desfase podría ayudar al cuerpo a combatir ese tumor de la piel. leer mas

FUE CONFIRMADO ESTA TARDE

23/09/2021

FUE CONFIRMADO ESTA TARDE

FUE CONFIRMADO ESTA TARDE

Fin de los rumores: Fabiola Yáñez está embarazada

TRATA DE PERSONA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

23/09/2021

TRATA DE PERSONA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

TRATA DE PERSONA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

23 de septiembre: Día Internacional Contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres

Desde hace 13 años, el 23 de septiembre se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de mujeres. La fecha fue instaurada por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999, para rememorar una fecha Argentina: la del 23 de septiembre de 1913, día en que fue promulgada la ley 9.143, conocida como ley Palacios, por su autor el Dr. Alfredo Palacios; constituyéndose en la primera norma legal en el mundo que protege a las víctimas de explotación sexual y penaliza los responsables.

Provinciales

22/09/2021

Provinciales

Provinciales. Kicillof: "Los sectores vulnerables van a la universidad y la universidad tiene que ir a esos sectores"

FALLO DE UN JUICIO ORAL

CICLO DE CHARLAS

22/09/2021

CICLO DE CHARLAS

"Poder Judicial, la independencia pendiente"

MOVILIZACIÓN A TRIBUNALES POR CAUSAS DE ABUSO SEXUAL

Codigo Perfil
Codigo Perfil