Policiales

Policiales

Local que está en Moreno y Belgrano fue clausurado de manera preventiva

15 de julio de 2019

La presencia de menores de edad fuera del horario permitido y otras irregularidades derivaron en que durante las primeras horas de de este sábado personal policial clausurara de manera preventiva un local.



“Bangkok”, que está ubicado en una de las esquinas de Moreno y Belgrano de esta ciudad, se convirtió en el lugar donde se llevó a cabo este procedimiento, que de manera conjunta realizaron policías del Gabinete Externo de la Seccional Primera, de la Local, del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y del Destacamento Bomberos Azul.



La medida fue dispuesta poco antes de la hora seis de ayer, según lo referido por voceros de seguridad. Eso implicó que el local inspeccionado “se clausurara preventivamente, colocándose la faja correspondiente hasta tanto el magistrado que está interviniendo en el sumario contravencional que se inició disponga medidas”.



En esas actuaciones se le dio intervención a Aníbal Álvarez, el titular del Juzgado Correccional número 1 con asiento en los Tribunales de esta ciudad. Y también, desde la Policía se remitieron copias de las actas que se confeccionaron al Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Azul.



Las mismas fuentes precisaron que la clausura preventiva del local implicó que le fuera labrada una infracción a una joven que ahora figura sindicada en la causa contravencional que se inició.



Además, durante el procedimiento los policías hicieron efectivas las detenciones de un hombre de 37 años de edad, de un joven de 22 y de un menor de edad, a quienes se les labraron actuaciones por diferentes contravenciones.



Varias anomalías



Voceros ligados al procedimiento realizado durante las primeras horas del día de ayer señalaron que cuando personal policial ingresó al local que después sería clausurado se constató “la continuidad de la actividad” en el interior del boliche “a pesar del horario”.



También, los efectivos comprobaron que la música estaba a elevado volumen y que se estaba realizando un baile, cuando el sitio sólo se encuentra habilitado para funcionar como “restaurante, bar y sandwichería”.



Al mismo tiempo, se observó “la permanencia simultánea de menores y mayores de edad, mientras se continuaba con la venta, suministro, expendio y consumo de bebidas alcohólicas”.



En total, fueron ocho los menores de edad que se hallaron en el interior del local fuera del horario permitido, situación que derivó en que todos esos adolescentes fueran trasladados a sede policial para que les fueran tomadas declaraciones testimoniales. Posteriormente, desde la Seccional Primera los adolescentes fueran entregados a sus padres o progenitores.



Otra de las irregularidades que el personal policial constató en el lugar estuvo relacionado con su capacidad. “El factor ocupacional del local había sido superado”, ya que está habilitado para cincuenta personas y al momento de realizada la inspección los efectivos de seguridad hallaron “alrededor de 180” asistentes.



“Falta de matafuegos”; carteles lumínicos de salidas de emergencias que no estaban encendidos: personal de control de admisión y permanencia “no inscrito ni habilitado por la entidad correspondiente”; cámaras de seguridad que no funcionaban y ausencia de carteles que indicaran la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a “menores de edad y mujeres embarazadas” fueron más irregularidades detectadas en el local y que derivaron en su clausura preventiva.



Tampoco tenían los empleados que expenden bebidas la libreta sanitaria correspondiente, según se informó con relación a lo que fue este procedimiento realizado durante las primeras horas de ayer, el cual derivó en la clausura del local ubicado en Moreno y Belgrano.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.