Policiales

Policiales

Un hombre fue detenido ayer por un violento intento de robo

3 de noviembre de 2019

Contando con una orden que estaba vigente desde el pasado jueves, un hombre fue detenido ayer, acusado de haber cometido un violento intento de robo. En complicidad con un menor de edad, en diciembre del año pasado ese ilícito que le imputan tuvo como escenario un comercio ubicado en la prolongación Norte de la calle Rivadavia de esta ciudad.



Voceros policiales y judiciales allegados a la investigación penal que por este caso se está llevando adelante -a través de una causa que se tramita desde la UFI 6, la Fiscalía a cargo de Karina Gennuso- identificaron al ahora detenido como Néstor Gabriel Luna, un marinero de 30 años de edad.



La medida de coerción la llevaron a cabo ayer policías de la Seccional Primera local en la zona de la Costanera, contando para eso con la orden que dispusiera el jueves último Magdalena Forbes, la titular del Juzgado de Garantías número 1 con asiento en los Tribunales de Azul.



Robo agravado por el uso de arma impropia y por la participación de un menor de edad en grado de tentativa es el ilícito que le están atribuyendo al hombre que fue detenido ayer.



El hecho



El 10 de diciembre del año pasado, poco antes de la hora 16, se produjo el ilícito que se tradujo ayer en esta detención.



Según lo acreditado hasta el momento en la investigación penal que se lleva adelante, aquel día Luna y un adolescente menor de edad habían ingresado con fines de robo a un almacén que está situado en Rivadavia entre Catamarca y Calle 9 de esta ciudad.



Mientras que el adolescente le pidió a la mujer que atendía el comercio una cerveza, el otro sujeto -que según las pruebas colectadas sería Luna- saltó el mostrador y agredió a la comerciante.



A la víctima de este intento de robo, el delincuente la golpeó en un brazo con el elemento que en ese entonces portaba, descrito en la investigación penal como “un arma de fuego larga con mango de madera y atada con cinta aisladora blanca”.



Con la culata del arma, después de esa primera agresión, uno de los autores de este hecho quiso seguir agrediendo a la mujer, al tiempo que le exigía que le entregara todo el dinero que tenía.



Pero aquella tarde los dos sujetos que ingresaron al almacén no lograron llevar a cabo el robo, ya que la comerciante pudo accionar la alarma, lo que hizo que ambos ladrones huyeran.



Cuando la mujer que atendía el comercio radicó, aquel mismo 10 de diciembre pasado, una denuncia por el intento de robo que la tuvo como víctima, en esa presentación brindó diferentes datos de los autores del hecho.



Esos elementos se convirtieron en las pruebas para que los investigadores pudieran identificar a ambos.



Además, las cámaras de seguridad instaladas en el comercio sirvieron para reconocer a los ladrones.



En esas imágenes se observaba que ambos, después de que no pudieron concretar el robo, huyeron hacia la zona del Barrio Pedro Burgos.



Luna, uno de los acusados, había sido reconocido como el sujeto que aquel día ingresó al local vistiendo una camiseta de Boca.



Las viviendas de los dos acusados habían sido allanadas tiempo atrás, incautándose en esos procedimientos elementos considerados de interés para esta investigación penal.



Además, el hombre que ahora permanece detenido había sido reconocido como el autor del intento de robo por la víctima.



Esa identificación fue realizada durante una rueda de personas que tiempo atrás se hiciera en sede policial y se convirtió en una prueba “absolutamente concluyente” para la Jueza de Garantías que ordenó la detención que se llevó a cabo ayer.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

VER TODOS LOS VEHÍCULOS

Datos extraidos de   Autos de Hoy

Encontrá tu Vehículo

Concesionarias Oficiales y Multimarcas