Sociedad

Sociedad

Enamorándose de una misma

22 de mayo de 2019

Desde hace tiempo se reproducen en los medios de comunicación imágenes de mujeres delgadas, bellas, jóvenes a las cuales se las relaciona directamente con el éxito. La mayoría de las veces dejando de lado los valores de verdadera importancia que tenemos las mujeres y los roles que desempeñamos. Somos hijas, hermanas, tías, madres, abuelas, amigas, personas que estudiamos, trabajamos o realizamos las dos tareas a la vez, entre otros aspectos que nos completan como seres sociales donde los cánones de belleza impuestos no deberían tener la mínima relevancia, ¿Quién tiene la regla para definir que el éxito de una mujer pasa por cuestiones estéticas?.



En eso anda Celina Somoza, siendo parte de ese cambio de paradigma que busca que las mujeres nos valoremos tal cual somos, respetándonos, amándonos, sin importar lo que digan las “grandes marcas” de ropa que aún reproducen un modelo que pronto pasará de moda.



Testimonio y reflexión



Nuestra mujer modelo se llama Celina Somoza y Ted Bodin la encontró en circunstancias casuales. Próximamente la vamos a ver en Para Ti.



La mencionada empresa tiene como objetivo desmitificar que las mujeres debemos ser lindas, con cuerpos “perfectos”, jóvenes para ser exitosas, valoradas, respetadas, entre un sin fin de cuestiones que nos hacen como seres humanos.



Celina contó cómo llega al mundo de la moda cuando no se maquilla, ni se arregla. En realidad se muestra tal cual es, con una simpatía que la hace brillar, con una simpleza que la destaca, con un orgullo que la hace digna de admiración.



Es una mujer que trabaja, estudia, es mamá, ama de casa, tiene muchísimos roles en su familia, en su ambiente, en la comunidad pero sobre todo, como todas: es una mujer real.



“Soy de Azul y vivo en Buenos Aires hace muchos años. Soy psicóloga y comencé un proyecto hace un par de meses como terapeuta de enlace. Esto se debe a que dejé de trabajar cuando nacieron mis hijos y después cuidé a mis papás de enfermedades. Cuando quise volver a trabajar no sabía en qué y pensé ´voy a capitalizar´ la experiencia de haber cuidado a mis padres, a mis hijos y al haberme movido en diferentes instituciones en Buenos Aires me di cuenta que faltaba un nexo entre el paciente, los médicos, los tratamientos, las obras sociales y me formé, me capacité, investigué sobre la psiquiatría de enlace y hoy puedo decir que me formé en esta profesión. El objetivo es el paciente, primordial, después enlazo a las familias, las contengo, cuando es diagnosticado con alguna patología grave por lo general la familia no sabe bien donde ir y yo sería como el primer recurso donde atiendo al paciente, oriento y enlazo a las familias con los tratamiento médicos, obras sociales y otras opciones que se van dando”.



Con respecto a cómo llega la revista Para Ti, se sonrió y sostuvo que “aún no sé, porque para mí es un mundo tan distinto y abstracto, y jamás me imaginé que iba a estar en una revista. Resulta que tengo unos amigos que son dueños de una marca de bijouterie que hicieron una campaña de escarapelas, hicieron un bingo y participé”. Celina hizo un paréntesis “tengo una personalidad participativa, soy expresiva, no tengo ningún tipo de inhibición”. Continuó diciendo “justo ese día estaban las productoras de una revista y de la Editorial Atlántida y le preguntaron a mi amiga quién consideraba que podía llegar a ser convocada para relanzar una marca que ya existe y querían mostrar una marca en talles reales en cuerpos reales. Así que me llamaron, les mandé un par de fotos, en realidad no tenía fotos mías, sino de mis hijos (risas) y me dijeron ´sí, ok´. Así que aparecí en la editorial, en un mundo para mí completamente desconocido donde había fotógrafos, peinadores, maquilladores. Así que posé, un fotógrafo me iba diciendo cómo tenía que ir poniéndome”.



Reflexionó “la idea de todo esto, es lo que en conclusión pensamos entre todas las mujeres que nada tenemos que ver con la moda, cómo uno se exige con el cuerpo frente a los estereotipos de mujeres flacas y lindas, que el éxito de la delgadez y la belleza hacen que seas mujer, mientras sacamos de contexto que somos madres, profesionales o simplemente mujeres que estamos día a día tratando de ir por la vida y no tenemos ese valor por la exigencia que hay por el cuerpo. Entonces un poco se une lo que con un grupo de psicólogas venimos hablando hace bastante tiempo de lo que es la imagen corporal en detrimento de la mujer. Porque está siempre la exigencia de ser flacas, lindas, jóvenes, sin celulitis, sin arrugas, que valoramos mucho esto y no nos damos cuenta de otras cualidades reales que son los valores que tenemos para aportar y que son hermosos, capaces de construir mucho más”.



Sobre la marca que quiere relanzarse explicó que “Ted Bodin quiere ´bancar´ a la mujer real, y los talles realmente eran normales!. A mi me entraban perfectos, no tenía que estar luchando con los jeans, ni las camisas”.



Agregó qué le aporta como mujer y profesional ésta campaña.



“Primero ir a un lugar donde estaba muy idealizado, donde las modelos solamente llegan, donde hay maquilladores, peinadores, yo estaba parada y me acomodaban desde el pelo, hasta la ropa, por las luces, por las fotos y nunca me había pasado una cosa así. Por un lado me sentí muy bien porque no lo podía creer, por otro pensé: ¿por qué no todas nos podemos sentir así?. ¿Por qué tenemos que ser convocadas por una revista para ponerte en un lugar de más valor?”, destacó.



Más para pensar



Asimismo no tuvo contemplación en su reflexión sobre el tema.



“Yo quise con todo esto aportar mi grano de arena de haber pasado por ésta experiencia a realmente valorar los cuerpos de mujeres y valorar otras cosas. Ese día había chicas menudas, otras más de mi estilo que soy grandota, altas, bajas, medianas, de todo de edades entre 35 y 50 años. La verdad que fue una experiencia increíble, súper enriquecedora y personalmente darme cuenta de que podemos que no necesariamente hay que ser flaca para ser exitoso”, subrayó.



No obstante opinó que “no creo que un cuerpo delgado porque sea delgado sea saludable, sostengo la idea de que nos tenemos que guiar por cánones saludables, no los extremos de la delgadez porque sí. Sino tener una buena alimentación, hacer ejercicio físico por la buena salud, que dejen de existir esos parámetros de belleza”.



También pensó acerca de las marcas como Ted Bodin.



“Estamos ´abriendo los ojos´, estamos dando una vuelta, reposicionándonos y valorizándonos y dejando de tener en cuenta la belleza joven y delgada. Creo que tenemos que empezar a valorarnos desde otro lugar, como mamás, como laburantes, como seres humanos”.



terminar, enfatizó que “me motivo a hacer la campaña mostrarme tal cual soy, sacando mi parte histriónica y ponerme en un lugar donde jugué a ser modelo cuando no lo soy y quererme como soy, con mis rollitos, mis arrugas, con mi pelo lacio, con mis cosas que tengo”.



También es importante tener en cuenta que los medios están tomando conciencia de cómo nos han taladrado durante años con ideales de perfección que nos han dañado de diferentes maneras. Algunas de éstas forman han requerido tratamiento porque se terminaron convirtiendo en patologías”.





Una de las fotos del relanzamiento de la marca sobre mujeres reales. Celina con toda su espontaneidad y simpatía.  GENTILEZA CELINA SOMOZA


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

VER TODOS LOS VEHÍCULOS

Datos extraidos de   Autos de Hoy

Encontrá tu Vehículo

Concesionarias Oficiales y Multimarcas