ALEJANDRO VIEYRA

ALEJANDRO VIEYRA

"Tenemos la posibilidad de habilitar las reuniones sociales, pero por el momento no lo vamos a hacer"

Lo dijo el secretario de Jefatura de Gabinete y Gobierno en diálogo con EL TIEMPO. Entre otras cuestiones, el funcionario señaló que a pesar del avance oficial de Azul hacia la Fase 5, desde la Comuna se resolvió no habilitar los encuentros de hasta diez personas. "Nos falta un pasito más", indicó. "Hay que analizar y ver cómo evoluciona la fase que arrancamos a mediados de la semana pasada. Hay que esperar. Sabemos que hay mucha gente que está ansiosa pero todavía la batalla no está ganada", afirmó.

28 de julio de 2020

El secretario de Jefatura de Gabinete y Gobierno de la Municipalidad, Alejandro Vieyra, dialogó ayer con este medio acerca del pase de la ciudad a la Fase 5, en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Entre otras cosas, el funcionario señaló que a pesar del avance hacia una nueva etapa de la cuarentena, desde la Comuna se resolvió no habilitar aún las reuniones sociales de hasta diez personas. "Nos falta un pasito más", indicó en ese contexto.

Cabe aclarar que es facultad de cada intendente dar curso -o no- en sus respectivos distritos a la flexibilización de las diferentes actividades que componen las distintas fases que dispuso el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires

"Todavía la batalla no está ganada"

- ¿Azul ya se encuentra oficialmente en Fase 5?

- Sí, es así. Nosotros tuvimos la prueba de la Fase 4 ampliada, que se parecía mucho a la 5, razón por la cual lo que estamos haciendo ahora es adherir por Decreto del Intendente a esta nueva etapa.

-¿Eso implicaría algún cambio respecto a esa Fase 4 ampliada?

- No, técnicamente es similar. Tenemos la posibilidad de habilitar las reuniones sociales, pero por el momento no lo vamos a hacer.

Hay que analizar y ver cómo evoluciona la fase que arrancamos a mediados de la semana pasada. Hay que esperar. Sabemos que hay mucha gente que está ansiosa pero todavía la batalla no está ganada. Hubo una mayor flexibilización de actividades pero eso no significa que haya terminado la pandemia, al contrario, estamos en el peor momento.

Alcanza con ver cómo están en el AMBA, desde donde estamos a 300 kilómetros y tenemos ida y vuelta por cuestiones de trabajo, de alimentos, de logística y demás. Que hoy tengamos tres casos, no significa que no vamos a tener ninguno más de acá en adelante. Hay que tener extremos cuidados porque el aislamiento no terminó, se dio la posibilidad de tener mayor flexibilidad en algunas actividades: caminata, salir a correr, bicicletas, bares, gimnasio y demás. Pero todo se tiene que administrar con extremo cuidado, porque estamos ante un enemigo que es traicionero, que nos mira de costado y al que no le vemos los ojos.

"Hay que ser más responsables que nunca"

- ¿Qué análisis hace el Ejecutivo acerca del comportamiento social durante lo que fue la Fase 4 ampliada?

- Fue muy dispar. Vimos que la gran mayoría cumplió pero hay cosas que son chocantes y que no estábamos acostumbrados a ver: la fila de autos, mucha gente en la calle, personas sin barbijos.

El cuerpo de inspectores nuestro está abocado a los retenes, pero ahora vamos a tratar de reforzar los controles en la ciudad.

El tema está en que hemos realizado más de 2.500 contravenciones, entre las que se encuentran delitos federales, pero la responsabilidad social está en cada uno.

Suceden cosas que cuesta creerlas. Si estuviste tanto tiempo para habilitar un bar y necesitabas trabajar, por qué cuando te habilitan ponés una silla a diez centímetros de la otra...

- ¿Hubo clausuras de locales?

- Sí, pero la gran mayoría cumplió muy bien. Nosotros estuvimos haciendo visitas durante los días jueves, viernes y sábado y encontramos un gran compromiso de los gastronómicos.

Lo que pasa es que al incumplir con las normas no sólo se perjudican ellos sino que nos perjudican a todos. Por eso es que ahora hay que ser más responsables que nunca.

"Falta un pasito más para habilitar los encuentros sociales"

- El fin de semana hubo mucha gente en la calle...

- El fin de semana se vio de todo, fue dispar. El domingo estuvo lindo y eso quizás eso hizo que la gente se distendiera un poco.

Los informes que tenemos indican que hubo mucho movimiento de autos, pero -por otro lado- nos apuntan que en general se trataban de grupos familiares dentro del vehículo.

Lo que hay que remarcar es que hay que continuar cuidándose, usar el tapabocas, higienizarse las manos, respetar el distanciamiento social.

Por eso mismo, por el momento creemos que falta un pasito más para habilitar los encuentros sociales. Por ahora vamos a seguir monitoreando la situación. Pero es fundamental recalcar que depende de todos nosotros, no sólo del Estado.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.