Provinciales

Provinciales

"Que un intendente diga que va a abrir con o sin habilitación es un acto de rebeldía"

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, salió al cruce de jefes comunales opositores que ayer cuestionaron las medidas de aislamiento social por la pandemia de coronavirus.

4 de junio de 2020

Ayer varios intendentes de Juntos por el Cambio cuestionaron las medidas de aislamiento social por la pandemia de coronavirus en la provincia de Buenos Aires y uno de ellos hasta avisó que abrirá actividades "sin autorización". Este jueves, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, salió al cruce de estas declaraciones y advirtió que el hecho "de que un intendente diga que va a abrir le den o no la habilitación es un acto de rebeldía".

La ministra hizo esta afirmación a radio El Destape y reclamó "prudencia" a los jefes comunales que exigen nuevas habilitaciones. Por otra parte, aseguró que en la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio que se inicia el lunes "no habrá una apertura" en el Conurbano porque "se registra un crecimiento de la circulación del virus".

"Los intendentes de Bahía Blanca, Olavarría, Campana, Vicente López y Tandil hicieron ayer un planteo de abrir si o sí. La provincia tiene determinaciones que responden al decreto nacional. Hay cosas, como la actividad deportiva, que no se pueden hacer. En el interior están habilitadas las cuestiones recreativas como las caminatas", graficó García.

El jefe comunal radical de Tandil, Miguel Lunghi, había afirmado en una entrevista con medios locales: "Respetamos el DNU presidencial, nos tenemos que manejar con la Provincia y es lo que hemos hecho. Esperaremos unos días más y si no tenemos una contestación positiva, abriremos también nosotros sin autorización". La ministra de Gobierno aseguró hoy que Tandil "es uno de los municipios que más actividades comerciales e industriales habilitadas tiene", por lo que el hecho "de que un intendente diga que va a abrir le den o no la habilitación es un acto de rebeldía".

"Él (Lunghi) va a tener que poner la firma en los decretos municipales que habiliten esas actividades. Esperemos que no sea tan flexible la cosa que pase lo que ocurrió en Olavarría o en Necochea, donde tenemos 460 personas asiladas producto de la celebración de un 'baby shower'", señaló la funcionaria.

De hecho, la ministra puso también como ejemplo el caso de Olavarría, "distrito en el que se confirmaron ayer cuatro casos y hubo 50 aislados cuando su intendente (Ezequiel Galli) era uno de los que más reclamaba apertura" de la cuarentena. Galli ayer publicó una encuesta en su cuenta de Twitter con varios interrogantes: "¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Tiene sentido seguir estirando el aislamiento? ¿Cuál es el plan para atacar el pico de la curva? ¿Ustedes también se hacen estas preguntas?".

Conurbano sin flexibilización

En cuanto al Conurbano, García insistió en que "el primero, segundo y tercer cordón no van a tener una apertura de la cuarentena".

La ministra reconoció que se estudia la posibilidad de autorizar la venta de indumentaria "pero sólo en comercios de proximidad, y con modalidad de no ingreso al local y no probarse la ropa", y añadió que "en cuanto a las demás actividades, en el Conurbano no va a haber aperturas".

Dijo que el transporte público continuará estando permitido sólo para trabajadores que desarrollan tareas esenciales y que seguirá estando limitado el transporte interurbano, al tiempo que agregó que "se necesita que no se siga circulando de la Ciudad de Buenos Aires a la provincia". (DIB) MM

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.